6 cosas que nunca debes hacer durante una tormenta eléctrica

Queremos darte algunos de los mejores consejos en  lo que respecta a la seguridad de ti y de tu familia cuando suceden tormentas eléctricas.

Existe un enfoque ancestral de prácticamente detener lo que estás haciendo y apagar todos los electrodomésticos de casa. Si bien es cierto que es mejor cortar la corriente eléctrica de tu hogar y preferentemente utilizar un Generador eléctrico que aporte la energía necesaria para tu hogar, no es lo único que deberías hacer.

Pon atención y comparte estas 6 cosas que nunca debes hacer durante una tormenta eléctrica:

1. Nunca laves los platos, te bañes ni tampoco uses las llaves del agua en una tormenta.

Una de las formas en que un rayo entra en una estructura después de golpearla es al atravesar la tubería. Las tuberías de metal para agua y aguas residuales no solo son excelentes conductores de electricidad, sino que el agua que transportan puede estar cargada de impurezas que también ayudan a conducir la electricidad.

Si esto ocurriera, por ejemplo, mientras usas un grifo, es muy probable que pudieras electrocutarte, ¡así que no te arriesgues!

2. No hables por un teléfono fijo

Casi siempre es un buen momento para conversar, excepto durante una tormenta eléctrica . Si un rayo cayera en un poste telefónico, podría provocar que una descarga eléctrica disparada a través de las líneas telefónicas, al auricular de tu teléfono y, ocasionar un accidente severo.

Debido a que el peligro de ser electrocutado por el teléfono proviene de la capacidad del rayo para viajar a través del cableado exterior, tanto los teléfonos celulares como los teléfonos inalámbricos generalmente son seguros de usar.

3. No mires televisión o uses electrodomésticos

Así como el rayo viaja a través de los cables del teléfono, también viaja a través del cableado eléctrico, cables y enchufes. No solo es importante desenchufar los dispositivos eléctricos para protegerse de las descargas eléctricas, sino también proteger los dispositivos contra cortocircuitos en caso de que caiga un rayo y provocar una sobrecarga de tensión.

Las computadoras portátiles, tabletas y lectores electrónicos generalmente son seguras para usar en interiores siempre que no estén conectadas a un cargador.

En caso de que no puedas estar sin utilizar tus aparatos eléctricos, siempre es mejor tener una Planta de emergencia para que se active

4. No permanezcas  cerca de ventanas o puertas

Los relámpagos son un gran espectáculo, especialmente cuando se miran en un cielo nocturno. Pero pararse en la ventana a verlos, puede ser peligroso. Se sabe que los rayos atraviesan el vidrio y se desplazan a través de grietas abiertas a lo largo de puertas y ventanas.

5. No manejes ni viajes en un autos descapotable

¿Crees que estás a salvo de los rayos en cualquier vehículo gracias a sus neumáticos de goma? ¡No lo creas tanto!

En realidad, es el marco de metal de un automóvil que mantiene seguros a sus conductores y pasajeros mientras están adentro. Si un rayo cae sobre un vehículo, su estructura de metal conducirá la corriente eléctrica alrededor del exterior del automóvil y hacia el suelo, lo que mantendrá intactos los que están dentro del automóvil.

El hecho de que los convertibles no tengan techos de metal impide esta capacidad.

6. No toques ningún objeto eléctrico o metálico dentro de su vehículo

Incluso si estás dentro de un vehículo con cubierta de metal, todavía hay un ligero riesgo de electrocutarse. Si un rayo impacta tu vehículo, parte de su corriente eléctrica puede fluir a través de los sistemas eléctricos y accesorios metálicos del automóvil, incluyendo la radio, el cargador del teléfono celular, conectores USB, unidades GPS, manijas de las puertas de los automóviles, e incluso el volante.

Por esta razón, la manera más segura de mantenerse a salvo es pararse al costado de la carretera, encender las luces de emergencia, apagar el motor, mantener las manos en tu regazo, mantener las ventanas cerradas y esperar hasta que la tormenta haya pasado antes de continuar tu viaje o salir del automóvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *